EL REY DE HIERRO (Los Reyes Malditos I), de Maurice Druon

Jacobo de Nolay era el Gran Maestre de los caballeros templarios cuando el rey Felipe IV de Francia, llamado "el hermoso", disolvió la orden acusándola de herejía. Se cuenta que con sus últimas palabras antes de ser quemado maldijo al rey y al papa que había conspirado contra la orden. En base a esta leyenda el escritor francés Maurice Druon escribió en los años cincuenta seis novelas, a las que se sumó una séptima parte en el 1977. "Los Reyes Malditos" cuenta la historia de los descendientes de Felipe IV que se sucedieron rápidamente hasta la desaparición de la dinastía, como si realmente hubiesen sido presa de una maldición. La primera de estas novelas es "El rey de Hierro".

Los hechos históricos que narra la novela son apasionantes y se han escrito ríos de tinta sobre la caída de los templarios y los motivos de la caída. Pero si uno ya está familiarizado con esos hechos encontrará poco de interés en esta novela. Los personajes, tanto los históricos como los inventados quedan algo desdibujados, uno sabe o imagina lo que va a ocurrir y en general todo está narrado con aséptica frialdad. Los apuntes constantes sobre aspectos de la sociedad y la vida a principios del siglo catorce son muy didácticos, pero terminan de sacarte de una historia que ha sido utilizada en el cine y sobretodo en la literatura tantas veces que como poco te sonará.

Había oído hablar bien de estas novelas y la edad media es una época que me apasiona, así que esperaba disfrutar mucho con este libro y lo cierto es que sin ser un mal libro ni tener ningún defecto realmente grave, ha sido una pequeña decepción. Puede que solo sea una introducción a una historia mayor y más interesante (y menos conocida) pero por si misma no aporta gran cosa.

Veredicto: 7, Muy correcto, pero desapasionado y poco original.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD, de Ursula K. Le Guin