THE FOLLOWING (1ª Temporada)‏

Hay proyectos que ya de entrada la premisa inicial te parece muy rebuscada y te uéles que no van a saber sacarla adelante. "The Following" era una de esas series. Llamaba la atención por la talla de su protagonista, "Kevin Bacon" al que estamos acostumbrados a ver en el cine y también por su némesis en la serie, que iba a ser interpretado por James Puferoy (el magnífico Marco Antonio de "Roma"). En su contra tenía un punto de partida rebuscado. Un asesino en serie encarcelado (Puferoy) parece estar reuniendo un culto hacia su persona formado por asesinos en serie. A partir de esta premisa que al menos no suena a vista en televisión se suceden los tópicos. El asesino está obsesionado con el detective que investigó su caso (¿sois capaces de recordar un psicópata que no estuviera obsesionado con el detective que lo persigue? Yo no.) Por supuesto, el FBI en seguida llamará al susodicho investigador, que está retirado y debe volver al servicio porque es el que mejor conoce la mente del asesino (de nuevo, lo nunca visto). De hecho escribió un libro sobre el tema, como no, y su obsesión por el caso acabó afectando a su vida personal.
En el otro lado tenemos a un criminal poco más original. Se trata de un carismático profesor de literatura que escribió una única novela de un cierto éxito. ¿Os suena? A mi también. Obsesionado con la obra de Edgar Alan Poe, escribió una novela de misterio en la que buscaba la belleza en la muerte. Vilipendiada por la crítica, la novela se convirtió en una obra de culto para toda classe de perturbados, emos, góticos y demás adolescentes lloricas.Para hacerlo más rebuscado su ex-mujer acabó teniendo una relación con el personaje interpretaod por Bacon, con lo que tenemos un retorcido triángulo amoroso que por poco creíble que resulte la mayor parte del tiempo es lo que hace que la serie se mueva y mantenga un poco el interés.
Con un manejo correcto de los "cliffhangers" y una estructura fácil de seguir, tipo "psicópata de la semana" la serie logra hacerse entretenida, aunque un uso continuo del deus ex machina y la incapacidad de los guionistas de hacer que Puferoy parezca el genio criminal que se supone que es impiden que uno termine de disfrutar del os capítulos porque siempre hay algo que parece muy pillado por los pelos o, directamente, una tontería. Lo peor, desde luego, es que la mayoría de intentos de hacer que parezca que el culto tiene muchos recursos y panes geniales lo único que consiguen es que el FBI y en general todos los del bando de los buenos parezcan profundamente incompetentes.
En definitiva una serie correcta formalmente, hecha con recursos y con cierto sentido del ritmo, que se deja ver pero poco más. Otra a la lista de series que se pueden seguir sin pensar demasiado en ellas. Ni siquiera las buenas interpretaciones del dúo protagonista logran salvar sus previsibles diálogos.

Veredicto: 5 Una premisa moderadamente original que no daba para 16 capítulos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD, de Ursula K. Le Guin