OBLIVION, de Joseph Kosinski‏

Este año se han estrenado o se van a estrenar un montón de películas de ciencia ficción, una muestra más de que lo que hace años era patrimonio de unos pocos ahora se ha convertido en mainstream. Aunque no puedo más que dar la bienvenida a esta avalancha de películas de mis géneros favoritos, el riesgo de que se hayan convertido en mayoritarias es que surjan productos "blandos", diseñados para intentar gustar a la mayor cantidad de gente posible. Con el reclamo de una estrella cómo Tom Cruise, está claro que el problema de Oblivion es que ha intentado gustar a demasiada gente, mezclando cosas que han funcionado bien antes creando una mezcla endeble, poco original y bastante insustancial.
No soy el tipo de persona que rechaza el cine americano por su nacionalidad, ni por aspirar solo al entretenimiento ligero. Oblivion es una película muy bien hecha en ciertos sentidos. La historia de Jak Harper y su compañera empieza bien, y está narrada con corrección, aunque sin alardes. Él héroe y su pareja y compañera de trabajo se dedican a mantener las gigantescas máquinas terraformadoras que deben recuperar la tierra, después de que esta quedara devastada en una guerra contra invasores alienigenas. Durante la primera mitad la película mantiene el interés, aunque se reconoce esa forma de narrar que tanto les gusta a los guionistas de un tiempo a esta parte que consiste en presentar un misterio para enganchar al espectador. A nivel de efectos especiales y diseños de tecnología, naves, drones y demás es impecable. El mundo creado alrededor de los protagonistas de la película luce muy bien en pantalla grande y solo se le puede criticar que sus referencias son demasiado obvias. Si vas a copiar, al menos con copies películas tan recientes y tan frescas en la memoria de la gente cómo Matrix, WALL-E, o Soy Leyenda, ni otras tan conocidas por todo el mundo cómo Star Wars o Independence Day. Por copiar, incluso se reconocen elementos de videojuegos cómo Portal o Mass Effect, que tampoco son precisamente desconocidos para el cada vez mayor número de aficionados a los mismos. Incluso la trama romántica que han metido con calzador y que han querido convertir en central para la historia sin venir mucho al caso, es un claro "homenaje" a "Algo que recordar" (que a su vez era un homenaje a "Tú y yo").
Con todos sus defectos, la película podría haber sido más que digna, está bien realizada, con recursos y buen oficio. Se problema, realmente, es esa manía que mencionaba antes de querer convertir cualquier historia en un misterio y llenarla de giros argumentales que pretenden ser sorprendente, sin hacer ninguna falta y sin conseguir sorprender a nadie. Una y otra vez la historia intenta emular ese momento mítico de "El sexto sentido" en el que de repente el espectador comprende qué está pasando en realidad y alucina, sin el menor éxito. Una y otra vez lo ves venir a la legua y acabas pensando que el guionista debe ser un adolescente que se cree que acaba de descubrir la pólvora. En resultado es una película que se deja ver, pero que no permanecerá en tu memoria más que como una sucesión de topicazos.

Veredicto: 6,5  Pasable. Para verla y olvidarla.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD, de Ursula K. Le Guin