ROMPE RALPH, de Rich Moore‏

Antes de que las consolas domésticas se invadieran todos los hogares los salones recreativos eran el único lugar donde uno podía encontrarse con según que prodigios de la informática. Sí, algunos afortunados tenía un ordenador de 8 bits o una Nintendo, pero la mayoría ni se acercaban a la potencia de los sistemas NeoGeo que usaban algunas de esas "máquinitas". Visto a través del velo de la nostalgia, aquel lugar adquiere un aura casi mítica. "Rompe Ralph" es una canción de amor dedicada a esa época desaparecida y al mundo de los videojuegos en general.
Rompe Ralph es el villano de un videojuego clásico, un cruce entre el Donkey Kong y el Mario Bros., que ha sobrevivido entre juego más modernos cómo el legendario "Street Fighter II". Un día, harto de ser derrotado una y otra vez por el héroe del juego "Fix It Felix", decide marcharse de su juego a otro en el que tenga la oportunidad de ganar una medalla de héroe. Esto rompe las normas de los vídeo-juegos y tendrá sus consecuencias. La historia hace un estupendo trabajo de presentar las reglas por las que se rige este mundo informático y luego logra sorprender sin saltarse la coherencia interna de ese mundo. Y más aun lo logra sin perder el ritmo y sin dejar de divertir en ningún momento, saltando de escena en escena dejando toda clase de referencia a juegos clásicos de Sega, Nintendo o Capcom sin que eso sea tampoco un lastre a la hora de contar la historia de superación personal de nuestro anti-héroe y de los demás personajes con los que se relaciona. Manteniendo un gran equilibrio entre emoción, emotividad y humor elabora una cinta a la que poco se le puede reprochar, cómo no sea una banda sonora algo sosa y que se podría considerar un "Toy Story" con videojuegos en lugar de juguetes. Hasta el corto previo a la película, "Paperman", una historia romántica en blanco y negro, me pareció magnífico. Casi a la altura de la Pixar.
La historia del malo que es rechazado por la sociedad en la que vive pero en el fondo tiene buen corazón también ha sido usada en exceso desde el éxito de "Shreck" a esta parte, pero está llevada con tanto acierto que podemos decir que es retro, que significa que es vieja, pero mola.

Veredicto: 8,5 Una buena película, que se convierte en excelente si tu infancia quedó marcada por los videojuegos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

ROGUE ONE: Una historia de Star Wars

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell