DEXTER (6ª Temporada)‏

Rara es la serie que tras la sexta temporada no empieza a mostrar síntomas de cansancio. El avispado espectador que haya seguido la serie hasta aquí ya habrá notado que todas las temporadas de Dexter tienen una estructura que se repite y que las va haciendo crecientemente predecibles. Dexter va persiguiendo a asesinos que tienen pinta de ir a escapar de la justicia,  a veces compitiendo con la propia policía de Miami. Dexter se ve forzado a replantearse su sistema de creencias, en este caso centrándose en la religión igual que en una temporada anterior se replanteaba su concepción de la familia. Dexter se investiga a un asesino en serie con el que comparte protagonismo, en este caso interpretado por el siempre carismático Edward James Olmos (al que muchos recordarán por su papel en Galáctica). Y ese asesino en serie está relacionado con el tema que Dexter se está replanteando. Si en una temporada anterior el asesino compaginaba su vida familiar con sus asesinatos, en esta ocasión es un fanático religioso. En este  caso la repetición de esquemas se ve agravado por el hecho de que el asesino recrea escenas del Apocalipsis, un tema más que trillado en el cine en general, y en las historias de asesino en serie en particular.
Con todo esto en mente es difícil que uno no vea la serie con menor entusiasmo, pero eso no quita que la serie continúe siendo disfrutable. La serie esta bien hecha en todos los frentes, está impecablemente bien producida, tiene buenas interpretaciones por doquier, un plantel de secundarios tan sólido cómo siempre y unos guiones, a pesar de los fallos ya comentados y de su creciente afán por hacer tramas cada vez más peliculeras (con la consiguiente pérdida de credibilidad) los guiones siguen siendo sólidos tanto en el desarrollo de personajes cómo en su capacidad para entretener capítulo a capítulo. 
Una vez más la temporada termina con una gran sorpresa. Algo que tenía que pasar tarde o temprano, pero que nada llevaba a pensar que pasaría en ese momento. Espero que eso signifíque que la serie se encamina hacia su final lógico y que las dos temporadas que le quedan a la serie (está confirmado que la octava será la última) sepan cambiar el patrón y la lleven a un final a a su altura. Sería una pena echar a perder esta gran serie por alargarla demasiado.

Veredicto: 7,5 A pesar del desgaste tras tantas temporadas, sigue siendo más que disfrutable.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

ROGUE ONE: Una historia de Star Wars

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell