UN CUENTO CHINO, de‏ Sebastián Borensztein

Un argentino, un chino y una vaca unidos por el destino. Ese es más o menos el argumento de esta comedia con toques de drama. Ricardo Darín interpreta al propietario de una ferretería, que por razones que no vienen al caso ha decidido aislarse socialmente. Por puro azar acabará acogiendo a un chino, que no habla una sola palabra de español y se encuentra completamente perdido en Argentina. Esta relación insólita genera toda clase de situaciones divertidas. No para reírse a carcajadas, pero si para no poder evitar una sonrisa. 
Sin embargo, a pesar de los buenos diálogos y las buenas interpretaciones, la película no me acabó de entusiasmar. La historia tarda demasiado en arrancar y está contada con demasiada parsimonia, a ratos no parece que ocurra nada y la anodina banda sonora no ayuda. Consigue que parezca una anécdota demasiado alargada, que resulta además muy previsible.

Veredicto: 6.5 A pesar de todas las cosas que hace bien, no pasa de ser una comedieta simpática.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

ROGUE ONE: Una historia de Star Wars