SPARTACUS: BLOOD AND SAND (1ª Temporada)

Cuando se anunció una serie sobre Espartaco, en seguida me llamó la atención, sin embargo la críticas brutalmente duras que recibió el piloto me hicieron olvidarme de ella. No sería hasta mucho más tarde que empezaría a escuchar comentarios positivos por la red. No sabiendo qué pensar me puse a verla simplemente porque últimamente me ha dado por los romanos (por si no lo habíais notado). Qué la serie la produzca Sam Raimi, cuya última joya fue "La leyenda del buscador" no auguraba nada bueno y lo cierto es que el episodio piloto realmente merecía pocos elogios. Era un intento apenas velado de sacar jugo al éxito de "300" salvo que con menos estilo y presupuesto insuficiente, con ración extra de sangre y sexo gratuitos. La extraña elección de hacer hablar a los gladiadores cómo adolescentes americanos obsesionados con la palabra con "F" y el amplio abanico de errores en la caracterización de la época tampoco ayudaba a mejorar la impresión de fiasco total. 
Pero, amigos míos, estáis hablando con alguien que se trago heroicamente los 22 capítulos de la primera temporada de "La leyenda del buscador" así que, aunque sólo fuera por que las escenas de acción, con su slow-motion cutre, resultaban entretenidillas, a pesar de los litros de sangre de más (sí, en esta serie la gente no tiene cinco o séis modestos litros de sangre en su cuerpo, tiene 300, tal vez en homenaje a su principal inspiración) decidí dejarla en reserva, con la etiqueta "ver sólo en caso de aburrimiento extremo".
Pero no pude evitar ver al menos el segundo episodio, porque a menudo los pilotos no hacen justicia a las series. Tampoco se puede decir que me gustara, pero no me pareció tan terrible, así que vi otro y... no sé cómo ha podido pasar, pero en menos de dos semanas he terminado de ver los 13 capítulos de que se compone la serie y debo decir que cada capítulo me gustaba la serie un poco más y hacia el final había momento en los que me descubrí adelantando el cuerpo hacia el televisor de pura expectación. El sexo se vuelve cada vez menos gratuito y llega a servir para narrar escenas de celos y lujuria que se convierten en motores de la trama. Los excesos de sangre y cutre-motion se reducen considerablemente (aunque algunos momentos de la serie son de lo más gore que he visto en televisión y  casi siempre me sobran) y en general la trama se complica agradablemente cuando las ambiciones de una docena de personajes empiezan a  colisionar unas con otras y a provocar una vorágine de odio que se desencadena en un brutal último capítulo.


Veredicto: 7 Con todos sus defectos, me ha dejado con auténticas ganas de ver la segunda temporada (ya confirmada).

Comentarios

  1. La serie esta bastante bien,lo que pasa es que se suspendió por que el protagonista se le encontró en una prueba rutinaria un cancer,tenía muchas posibilidades de curación pero de momento la segunta temporada estaba parada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD, de Ursula K. Le Guin