LA CÚPULA (1ª Temporada)‏

Adaptando una novela de Stephen King (de las que escribe con el seudónimo de Richard Bachman que usa cuando escribe ciencia ficción) esta serie nos narra la vida de una pequeña población del medio oeste americano que un día, sin explicación ninguna, queda aislada del mundo por una cúpula transparente. Con esta premisa medianamente original y la dirección de Brian K. Vaughan, conocido guionista de cómics que ya tuvo su experiencia en televisión como escritor de algunos capítulos de Perdidos (aunque no tuvo nada que ver con el final) tenía ciertas esperanzas de que el proyecto llegara a buen puerto. Pero no. Stephen King parece que tiene mala suerte con las series de televisión basadas en sus obras.
Y es una lástima porque en muchos aspectos casi lo consigue. Los personajes protagonistas de esta serie coral son todos más o menos interesantes, pero les falta carisma. El villano es malo de verdad y está interpretado por un gran actor (lo tendréis fresco los que veíais Breaking Bad, porque era el cuñado de Walter White), pero no llega a resultar bastante creíble. En general todas las reacciones de la gente parecen poco plausibles. Una parte de la población parece estar tan tranquila, como si no pasara nada de particular y parecen aceptar sin más la cúpula sin especular sobre su procedencia ni nada. Otros, por lo contrario, parecen haberse convertido de pronto en rudos criminales dispuestos a liarse a tiros con quien sea a la primera de cambio. La más absurda de todas estas reacciones es posiblemente el episodio en el que el avaricioso concejal propone a la población entregar las armas para que no haya más incidentes y todos vienen sin discusión ninguna a entregar sus rifles y sus fusiles de asalto. Todos sabemos que los americanos creen que el derecho a tener armas es la base de su país. No soltarían sus armas así por que si ni siquiera en una situación de normalidad. Mucho menos lo harían en una situación de crisis en la que ya ha habido diversos altercados violentos y en la que los recursos escasean.
También el misterio central de la serie, cual es el propósito y la procedencia de la cúpula, logra engancharte solo a medias. A pesar de ser el elemento fantasioso de la serie, da la impresión de que la cúpula puede hacer de todo y uno no puede evitar la sensación de que como en tantas otras series en las que un misterio se alarga y se alarga sin llegar a resolverse, al final no va a ser para tanto. La cúpula parece regodearse en lo misteriosa que es, y pese a la falta de información real sobre ella, cada vez que a cualquier adolescente le da por especular sobre cualquier aspecto de la misma parece acertar, forma torpe de los guionistas de ir desvelando algo del misterio.


Veredicto: 6 Una serie entretenida y fácil de ver pero, en definitiva, bastante floja.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD, de Ursula K. Le Guin