CISNE NEGRO, de Darren Aronofsky


A priori el argumento de "Cisne negro" es una colección de tópicos que no auguraban nada bueno. Natalie Portman interpreta a una chica que ha dedicado su vida a ser la mejor en su oficio. Alimentando la obsesión tenemos a una madre controladora que también fue bailarina en su día y que parece que le vaya la vida en conseguir que su hija triunfe dónde ella fracasó. Tenemos, por supuesto, a un director de la obra que es un genio, pero es también un egocéntrico y un borde, a una veterana que ve desesperada cómo terminan sus días de gloria y tiene que dejar paso, contra su voluntad, a una nueva generación y, para terminar con los clásicos, tenemos otra joven competidora que aspira al papel protagonista. Con estos ingredientes que hemos visto en medio millón de dramas sobre el mundo del espectáculo Darren Aronofsky construye un thriller psicológico que sabe mantener la tensión creciente y muy original e impactante a nivel visual. Acompañan unas interpretaciones bastante notables que contribuyen al ambiente agobiante de la película dando credibilidad a unos personajes llenos de  manías y paranoia personales, logrando que la película funcione. La única pega que se le puede poner es que, a pesar de todo, los lugares comunes siguen siéndolo.
Veredicto: 8 Te atrapa a pesar de que es una historia que ya conoces.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SAMURAI GOURMET (1ªTemporada)

70 TRUCOS PARA SACARLE BRILLO A TU NOVELA, de Gabriella Campbell

ROGUE ONE: Una historia de Star Wars